Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Titulaciones 2018: Mensaje de Luis Reyes Adasme, titulado de Servicio Social

  |   

"Inicié mi vida laboral a los 19 años, recién egresado de enseñanza media, pues el contexto en que él vivía en ese entonces no me permitió seguir estudiando como fue siempre mi deseo.  Fue así como vi a mis compañeros de enseñanza media hablar y narrar sus experiencias en la universidad mientras yo trabajaba en la administración pública, lugar que aún me cobija".
 
"Formé mi familia en una pequeña comuna de la costa de la sexta región, Paredones. Luego vinieron los hijos, primero Verónica y a los años Rubén. Con el apoyo de mi mujer pudimos dar estudios a ambos  y hoy son profesionales, motivo que nos llena de orgullo como familia".
 
"La vida, queridos titulados, nos depara siempre grandes sorpresas, es así como un 11 de agosto de 2011 sufrí un accidente cerebro vascular hemorrágico que me tuvo al borde de la muerte. Estuve cerca de 6 meses en silla de ruedas,  dependiendo de mi mujer e hijos en cosas tan básicas como ir al baño. No era capaz de moverme, pero nunca bajé los brazos y con el apoyo incondicional de Mary, mi mujer, y el apoyo de los terapeutas logré ponerme nuevamente de pie y hoy puedo decir que soy un sobreviviente de una enfermedad que mata".
 
"Estoy cierto que la vida y el Gran Arquitecto del Universo me dieron una nueva oportunidad, oportunidad de valorar lo que siempre he tenido a mi lado, valorar las pequeñas y simples cosas de la vida. Realizar y cumplir los sueños postergados".
 
"A mis 52 años de edad me propuse ser lo que siempre quise, un profesional, y en un área en la que estuve siempre inserto laboralmente, he trabajado en tres municipios a lo largo de mi vida laboral, el área social. Pero cómo lograba estudiar una persona con una discapacidad física, con la obligación de trabajar para mantener un hogar, viviendo en un pueblo muy lejano a los grandes centros urbanos como es el pueblo de Lolol?"
 
"Ahí, en el momento preciso, apareció Instituto Profesional IPP con sus carreras semipresenciales. No lo dudé ni un momento y me matriculé en la carrera de Servicio Social y hoy, a mis 56 años de edad,  puedo decir orgullosamente que soy un profesional, el primero de mi familia".
 
"Soy un convencido que cuando la voluntad ha adquirido fuerza y vigor, nos ayuda en el empeño de conseguir nuestros deseos e ideales, constituyendo esa fuerza motriz tan necesaria que nos empuja a caminar hacia adelante a pesar de las dificultades, siendo sus dos ingredientes más importantes la motivación y la ilusión".
 
"A quienes hoy nos titulamos quisiera recordarles que el verdadero reto que tenemos como profesionales no es conseguir la mayor cantidad de títulos, sino impactar la mayor cantidad de vidas a través de nuestra labor.  Ser verdaderos héroes de la sociedad porque para ayudar a los demás no se necesita un título, pero sí se necesita mucho corazón y mucha pasión. Eso es ser profesional: hacer lo que hacemos, con más corazón y pasión que nadie más". 
 
"Encarguémonos de que como profesionales, lo más importante que tengamos  para mostrar no sea un título, que cuando nos  pregunten quiénes somos y a qué nos dedicamos, mostremos nuestros proyectos y el aporte a la sociedad que estos representan".
 
"Por último, quiero agradecer a mi familia, a mi colega Claudia Díaz Salas que hoy está acá también recibiendo su título. A mi mujer e hijos, los que espero se sientan orgullosos de su esposo y  padre, y en especial al Instituto Profesional  IPP, por la oportunidad que ha dado a miles de personas deseosas de educarse en los más recónditos rincones de nuestro país".
 
"Sólo me queda decir, gracias totales".
 
Luis Rubén Reyes Adasme.
Titulado de Asistente Social de IPP, San Fernando.
Discurso de Ceremonia de Titulación realizada en Santiago el sábado 12 de mayo de 2018.
 
Agradecemos a Luis por permitirnos compartir públicamente sus palabras.

29/Mayo/2018

Temas:
Institucional,

Eventos

Ver Todos