En el año 2006 se conformó el sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, a través de la Ley 20.129. Sus principales funciones están alineadas con el licenciamiento, la acreditación, el desarrollo y mantención de un Sistema Nacional de Información de la Educación Superior. En este contexto, la Comisión Nacional de Acreditación, en adelante CNA-Chile, tiene como función principal:

  • Pronunciarse sobre la Acreditación Institucional de las universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica autónomos.
  • Implementar y coordinar comités consultivos que resguarden la veracidad de los procesos de las instituciones, que optan a la Acreditación Institucional.
  • Conformación de comité de pares evaluadores que verifiquen el cumplimiento de los criterios de acreditación solicitados a los distintos tipos de instituciones.

La Comisión Nacional de Acreditación es de carácter autónomo y fue creada para velar por la calidad de la formación de los y las estudiantes, a través del cumplimiento y verificación de los criterios de acreditación por parte de las instituciones, carreras y programas de pregrado y postgrado, así como en las Especialidades Médicas y Odontológicas.

El 29 de mayo de 2018 entró en vigencia una nueva Ley de Educación Superior (Ley 21.091), que establece entre varios aspectos, que desde el año 2020 la acreditación institucional será obligatoria para todas las instituciones de Educación Superior autónomas.

En este nuevo escenario, se considera la evaluación y verificación del cumplimiento de criterios de calidad en las áreas de evaluación obligatorias y la relación con el análisis de existencia y aplicación sistemática de mecanismos internos, sus resultados y su concordancia con la misión y propósitos de la institución de Educación Superior.

¿Qué es la Acreditación Institucional?

La Acreditación Institucional es un proceso que certifica el cumplimiento del proyecto institucional, la existencia y aplicación de mecanismos de autorregulación, que aseguren la calidad de instituciones de Educación Superior autónomas.

Pasos clave en el proceso de Acreditación

En la actualidad, IPP se encuentra en su cuarto proceso de autoevaluación con foco en la Acreditación Institucional para el año 2021. La fecha establecida por la CNA para que IPP presente su informe de autoevaluación institucional es enero de 2021. Como parte de su preparación, IPP realizó un diagnóstico institucional previo durante el año 2019.

La Dirección de Calidad y Análisis Institucional de IPP es la Unidad que lidera la planificación, implementación y seguimiento del proceso de autoevaluación institucional con miras en la acreditación. Es así que la Dirección de Calidad y Análisis Institucional, en conjunto con las distintas áreas de la institución, está llevando a cabo un proceso planificado desde enero del 2019. Este incluye un análisis crítico de los propósitos, políticas, mecanismos y resultados institucionales, con el fin de dar respuesta al nivel de cumplimiento de los criterios de acreditación solicitados por la Comisión Nacional de Acreditación, CNA- Chile.

Focos del proceso de autoevaluación

Metodología del proceso

El proceso de Autoevaluación Institucional de IPP está diseñado bajo 3 focos paralelos:

El proceso de Autoevaluación Institucional busca ser una instancia de participación transversal de todas las áreas que componen IPP. Su finalidad es aportar -con evidencias-  al cumplimiento de la misión y visión declaradas por la institución. Como muestra de ello, desde el año 2019 se conformaron comités de Autoevaluación Institucional que son compuestos por Rector, Vicerrectorías y unidades de apoyo a la gestión, dando una mirada holística y real a cada uno de las dimensiones y criterios de acreditación.

Planificación del proceso

Proceso Acreditación

La Política de Calidad de IPP y el Sistema de Aseguramiento de la Calidad (SAC) centran su quehacer en el diseño e implementación de distintos mecanismos y procesos sistemáticos que, en su conjunto, garantizan en distintos niveles el cumplimiento de los perfiles de egreso, declarados por la institución en su oferta académica y el impacto en el cumplimiento de la misión y visión institucional. Adicionalmente, y de manera permanente, IPP promueve en su quehacer una cultura de autorregulación y mejora continua, concretizándose en distintos planes de desarrollo y actualizaciones de estos, demostrando capacidad de autorregulación y la adecuación a las necesidades del Instituto y el contexto.

La calidad de la educación que brindamos es lo que nos motiva día a día. Nuestra pedagogía y modalidad siempre está centrada en el alumno, en sus formas de aprender, en sus intereses y momentos. Nos centramos en ejes esenciales para su desarrollo laboral. Formamos profesionales que se incorporan a la industria transmitiendo el conocimiento y valores que obtuvieron en IPP, transformando sus lugares de trabajo, su entorno y la sociedad. Trabajamos para que nuestros alumnos se conviertan en agentes de cambio de sus vidas personales, sus trabajos y comunidades. Para que todo esto suceda, es necesario un trabajo responsable, diario y un análisis constante de la calidad de los procesos, de cara a la acreditación institucional. IPP asume esta responsabilidad y la mantiene día a día.

Durante estos últimos años, la institución ha realizado importantes acciones de mejora en pos de la calidad académica, entre las que destacan: la implementación de un modelo educativo basado en competencias, la creación de un cuerpo docente de planta, la instalación de una plataforma de aprendizaje virtual de clase mundial, la implementación de un moderno sistema de gestión académica y la creación de una unidad de Egresados y Empleabilidad.

En IPP estamos comprometidos con la formación de personas, a través de un servicio innovador y de excelencia, centrándonos en alternativas de formación modernas y efectivas, impartidas por un cuerpo docente de calidad para acompañarlos en su aprendizaje, su progresión académica y en el desarrollo de competencias para la vida laboral.

Como Institución, implementamos un Sistema de Gestión de Calidad basada en el modelo ISO 9001:2015 y en los criterios de Acreditación Institucional, con los cuales, a través a su aplicación, nos comprometemos a:

    • Satisfacer a nuestros estudiantes, desde el inicio de su formación hasta su titulación e inserción en el mundo laboral;
    • Cumplir los requisitos aplicables a nuestra actividad principal,
    • Trabajar para mejorar continuamente nuestro Sistema de Gestión de Calidad en función de nuestra misión y propósitos institucionales.

El Sistema de Gestión de Calidad emerge de los requerimientos de la norma ISO 9001, 2015. Evidencia de ello es el levantamiento de un mapa de procesos y procedimientos con indicadores de gestión de resultados.  La puesta en marcha del modelo ha logrado potenciar y robustecer la capacidad de autorregulación y mejora continua en las distintas áreas institucionales; al identificar, a través de auditorías anuales, hallazgos relevantes que aportan a la toma de decisiones y la redefinición en términos tácticos de los objetivos específicos dependientes de los PDEI.

El mapa de procesos declara los distintos procedimientos que apoyan al proyecto formativo en la gestión institucional, académica y en las distintas áreas de apoyo a la academia.

Además, cada procedimiento contiene una ficha con: Entrada, Proceso y Salida.

MAPA DE PROCESOS

Mapa de Procesos